miércoles, 19 de setiembre de 2007

Nintendo DS Lite

Después de muuuuuuchos años de abandonar las consolas portátiles, vuelvo a tener una en mis manos. Como siempre, manteniéndome fiel a la compañía japonesa, famosa por dejarnos encarnar a un fontanero petiso y bigotudo, mientras le saltábamos en la cabeza a cualquier bicho que se nos pusiera enfrente, con el objetivo de rescatar a la princesa del reino, la cual por cierto parecía tener el pasatiempo de dejarse secuestrar por un malvado dinosaurio (?!?).

El hecho es que ayer recibí después de poco más de una semana de espera, el ansiado Nintendo DS Lite. Tengo que reconocer, que si hay algo que los japoneses hacen bien, y no por desmerecer a los japoneses, son aparatitos electrónicos. Ésta no es la excepción. El diseño de la consola es excelente. Desde la carcasa hasta las pantallas duales (la inferior touch screen), todo el diseño es de primera calidad. El sonido es impecable, y los gráficos parece mentira que sean generados por una consola tan pequeña.

Por supuesto que el modelo que elegí es el negro, o mejor conocido como Onyx. Esta versión es completamente negra, con el exterior un poco más brillante que el interior. No he podido probar todas las posibilidades que brinda la consola, como la comunicación inalámbrica (tengo que conseguir alguien que tenga una para probarla). Pero basándome en lo que he visto hasta ahora, el éxito de esta consola es merecido, y nuevamente Nintendo me vuelve a sorprender con un producto excelente.

Gracias Nintendo por hacerme sentir como un niño de 10 años de nuevo.


2 comentarios:

  1. Tas limadoooooooo...
    250 dolares... ahorra guita y hacete una casa.
    LLamame, obvio ;)

    ResponderEliminar
  2. Como si fuese a llegar a hacerme una casa ahorrando 250 dolares por mes :P

    ResponderEliminar